Show thumbnails Hide thumbnails

Colombia

La violencia continúa devastando las vidas de demasiados colombianos. Para Niños, niñas y adolescentes en Colombia, la violencia armada se ha convertido en un hecho de la vida real.

Colombia ha sufrido cinco décadas de enfrentamientos armados entre el ejército nacional, las guerrillas, los grupos paramilitares, las mafias de la droga y otros grupos armados. Incluso hoy en día, muchos niños, niñas y adolescentes continúan experimentando directamente la  violencia e intimidación y viven bajo la amenaza constante del conflicto.

Los niños, niñas y adolescentes
Los niños, niñas y adolescentes colombianos son reclutados por grupos armados y atacados por asociaciones criminales. Este fenómeno ha causado que muchos  niños, niñas y adolescentes traten de huir de la violencia. La población que ha sido desplazada en el interior de Colombia a causa del conflicto armado es la segunda más grande del mundo. Como resultado del conflicto, los  niños, niñas y adolescentes tienen miedo de hablar y expresar sus sentimientos y pensamientos; tienen frustración y una perspectiva negativa sobre el futuro. Por su desesperanza, ellos mismos se entregan a la violencia al enlistarse con los grupos armados. El suicidio y otras conductas auto destructivas son comunes entre ellos.

Lo que hacemos

En Colombia, War Child trabaja para mejorar el bienestar psicosocial de los niños, niñas y adolescentes al fortalecer su capacidad de resiliencia para afrontar la violencia que viven. Trabajamos en escuelas con niños, niñas y adolescentes, sus cuidadores, parientes, maestros y otros actores sociales envueltos en su protección. Nuestro objetivo es que los niños y las niñas tengan un ambiente de aprendizaje protegido y seguro. Así mismo, nos enfocamos en prevenir que entren en el conflicto al trabajar con los grupos armados.

En las escuelas, ofrecemos actividades extracurriculares y apoyo psicosocial a través del programa IDEAL, el cual permite que los niños, niñas y adolescentes expresen sus emociones, aprendan a afrontar las malas experiencias que han vivido y recuperen la confianza.

"NO" es la única respuesta que los niños y las niñas deben dar a los grupos armados. A través del programa de prevención de War Child, facultamos y empoderamos a los niños y las niñas para que sus voces sean escuchadas. En un escenario de teatro, ellos comparten sus experiencias, esperanzas y sueños con un grupo de personas que tienen el poder para cambiar su situación.  En la audiencia hay maestros, directores educativos, alcaldes y encargados de la formulación de políticas públicas. A través del programa, los niños y las niñas pueden comenzar a creer en sí mismos y encontrar la manera de salir de la violencia.